Acné: qué es y cómo gestionarlo

POR QUÉ SE PRODUCE Y QUÉ DEBEMOS EVITAR
El acné es una patología que no afecta únicamente a la piel, si no que impacta enormemente en la autoestima, ocasionando rechazo y distanciamiento social. Devolver el equilibrio a la piel acneica conlleva una mejora de la calidad de vida de las personas con acné. La mejor manera de tratar el acné es siguiendo los consejos de tu dermatólogo o farmacéutico de confianza y seguir un tratamiento específico que actúe sobre los desequilibrios de la piel.

¿Qué es el acné?

El acné es una inflamación de la piel. Se reconoce por la aparición de:

  • Granos
  • Puntos blancos
  • Pápulas
  • Quistes o nódulos

Además de estos síntomas físicos, a menudo también genera problemas psicológicos. Algunas personas pueden enfrentarse a esta situación de mejor manera, pero hay muchas otras que pueden desarrollar problemas de confianza o ansiedad social. 

Ocurre principalmente en la cara, pero también en otras áreas del cuerpo:

  • Espalda
  • Pecho
  • Cuello
  • Hombros
  • Brazos y glúteos

Que debes evitar si tienes acné

¿Buscar remedios caseros en Youtube? ¿Presionar las espinillas?

Es importante tener claro que nada de esto va a funcionar. Al contrario: puede empeorar la solución. Cuando tienes acné es fundamental tratarlo de la siguiente manera:

  • No cambies el tratamiento con demasiada frecuencia: para ver los resultados de los tratamientos necesitas constancia y paciencia, interrumpir el uso o cambiar los productos utilizados con frecuencia no da ningún resultado.
  • No presiones ni aprietes la piel: podría provocar la formación de cicatrices.
  • No te expongas al sol sin protección: las pieles con tendencia acneica deben protegerse de los rayos solares con productos específicos.
  • No uses productos de maquillaje de otras personas: los cepillos y aplicadores de tus amigas/os pueden transportar bacterias y sebo, que ayudan a aumentar la obstrucción de los poros.

Cómo gestionar el acné

Para tratar la piel con tendencia acneica es importante contactar con un/a dermatólogo/a, quien podrá recomendarte el mejor tratamiento para ti. Existen diferentes tratamientos, en función de la intensidad con la que se produzca el problema:

  • Tratamiento tópico: mediante cremas y productos específicos, en caso de acné leve o moderado.
  • Tratamiento sistémico: con medicamentos orales.

Seguir estas rutinas diarias pueden ayudarte también a controlar el acné:

  • Ser constante con tu tratamiento: se necesitan de 4 a 6 semanas para ver los primeros resultados.
  • Es necesario lavarse con cuidado la cara o la zona afectada cada día al menos dos veces, por ejemplo por la mañana y antes de ir a dormir.
  • Lavar con frecuencia aquellas prendas que suelen estar en contacto con las zonas afectadas del cuerpo, como toallas, fundas de almohada y sábanas.
  • Seguir una dieta equilibrada: se recomienda limitar el consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares. Di adiós a la comida basura y ultra procesada y trata de seguir una alimentación saludable.

Productos recomendados para la piel acneica

Es fundamental utilizar productos dermocosméticos formulados específicamente para pieles propensas al acné. Pero, ¿cómo puedes reconocerlos?

Las características básicas deben ser:

  • Acción suave.
  • Sin perfume.
  • Sin tensioactivos agresivos: podrían hacer que la piel sea más reactiva y propensa a la formación de marcas de acné.

Con respecto a las cremas, sin embargo, es importante que la etiqueta contenga estas indicaciones:

  • No comedogénico
  • No acnegénico
  • "Oil free"
  • No obstruye los poros.

Descubre los tratamientos cosméticos que actúan como adyuvantes del tratamiento farmacológico de pieles con tendencia acneica.

Podrías Estar Interesado

pelle atopica

Combatir la dermatitis atópica

La dermatitis atópica, también conocida como "eccema atópico" o "eccema constitucional", es la enfermedad inflamatoria más común en los niños y afecta a 1 de cada 5 niños en todo...

proteger piel del sol

Cómo proteger la piel del sol

¿Por qué es necesario proteger la piel del sol? El bronceado es un mecanismo de defensa que el organismo pone en marcha para reaccionar ante las agresiones externas: la radiación...