Cómo proteger la piel del sol

LOS RAYOS DEL SOL PUEDEN DAÑAR LA PIEL
Quemaduras solares, eritema y envejecimiento prematuro: son los principales daños que puede provocar una exposición excesiva al sol sobre nuestra piel. Para proteger de manera eficaz la piel del sol, es importante comprender cuáles son los riesgos.

¿Por qué es necesario proteger la piel del sol?

El bronceado es un mecanismo de defensa que el organismo pone en marcha para reaccionar ante las agresiones externas: la radiación solar. Y en particular los rayos ultravioleta (UVA y UVB).

Los rayos UVB están presentes principalmente en verano y en las horas centrales del día. Causan daños inmediatamente visibles: eritema solar, quemaduras solares y urticaria. Efectos molestos, pero también de fácil solución mediante los tratamientos adecuados.

Los rayos UVA, en cambio, están presentes todo el año, pueden atravesar la capa de las nubes y penetrar en la piel.


Son responsables de daños a largo plazo: manchas, queratosis (engrosamiento de la piel) y envejecimiento cutáneo prematuro.

El sol, sin embargo, también ofrece beneficios, porque estimula la producción de:

  • Vitamina D: esencial para la salud ósea
  • Serotonina: la hormona del buen humor
  • Melatonina: hormona ligada al bienestar y la serenidad

¿Cómo proteger la piel del sol, entonces, sin renunciar a sus beneficios?

5 consejos para proteger la piel del sol

Proteger la piel del sol y de sus posibles efectos negativos es posible, incluso cuando es particularmente sensible o tiene necesidades específicas (como en el caso de pieles alérgicas o problemáticas).

Estos son nuestros consejos:

  • Protegerse no solo de los rayos UVB, sino también de los rayos UVA: elige productos solares con filtros de amplio espectro.
  • En verano, no te expongas al sol durante las horas centrales del día.
  • Aplica protector solar en dosis adecuadas y varias veces mientras tomas el sol.
  • Ayuda a la piel a desarrollar un bronceado natural aumentando gradualmente la exposición al sol.
  • Usa ropa ligera, sombreros y gafas de sol para proteger especialmente áreas sensibles como la nariz, labios, orejas, cuello, hombros o cuero cabelludo.

Finalmente, recuerda no exponer nunca al sol a los niños menores de 1 año: su barrera cutánea aún no está completamente formada y, por lo tanto, tiene muy poca defensa contra los rayos UV.

Descubre Ceramol AK Barrier para proteger la piel del sol y reparar la barrera cutánea

Ceramol AK Barrier garantiza una protección full spectrum frente a los rayos UVA y UVB, protegiendo la piel de los daños provocados por la exposición solar.

Además de la protección solar, ofrece a la piel una hidratación prolongada y ayuda a reparar la barrera cutánea. Porque contiene lípidos epidérmicos (ceramidas, colesterol y ácidos grasos) que contribuyen al restablecimiento de la función barrera cuando ésta se ve alterada por agresiones externas, como el sol. 

Podrías Estar Interesado

pelle atopica

Combatir la dermatitis atópica

La dermatitis atópica, también conocida como "eccema atópico" o "eccema constitucional", es la enfermedad inflamatoria más común en los niños y afecta a 1 de cada 5 niños en todo...