Piel atópica

QUÉ ES, CAUSAS Y CÓMO CUIDARLA
La piel atópica es una enfermedad compleja que puede llegar a condicionar la calidad de vida de aquellas personas que la sufre, afectando el ánimo o las relaciones sociales. Por eso es importante reconocerla y tratarla con hábitos correctos y productos dermatológicos específicos.

¿Cómo reconocer la piel atópica?

Cuando se altera la barrera cutánea, la piel se deshidrata y no logra evitar la entrada de sustancias nocivas: esto es lo que ocurre en la piel atópica, es decir, padece dermatitis atópica.

Los principales síntomas son:

  • Manchas rojas
  • Picazón intensa
  • Piel seca

En casos severos también aparecen ampollas e hinchazón con erosiones y costras.

Las áreas de manifestación a menudo dependen de la edad. En los primeros meses de vida se presenta principalmente en mejillas, frente y cuero cabelludo. En los años siguientes en los pliegues del codo, zona perioral y manos.

¿Cuáles son las causas de la piel atópica?

En la base de la dermatitis atópica hay una alteración de la barrera cutánea, que ya no es capaz de retener la humedad y evitar la entrada de sustancias potencialmente nocivas. Esta alteración puede deberse a:

  • Predisposición genética
  • Estrés
  • Alérgenos
  • Contaminación
  • Exposición al humo
  • Ácaros del polvo

Los remedios: como tratar la piel atópica

Lo más importante en caso de sufrir piel atópica, es seguir el tratamiento indicado por el pediatra o el dermatólogo.

Pero también es muy importante combinar emolientes específicos, capaces de restablecer el equilibrio de la barrera cutánea. Asegúrate que cumplen estos dos requisitos:

  • Contienen lípidos epidérmicos esenciales: ceramidas, colesterol y ácidos grasos.
  • Sin sustancias irritantes o alergénicas: como alcohol o perfume.

También es fundamental utilizar limpiadores delicados que respeten la piel y sus defensas naturales, para no afectar los lípidos de la barrera cutánea y no correr el riesgo de agravar las molestias cutáneas.

Incluso tomar estas precauciones diarias pueden ayudarte a vivir mejor:

  • Presta atención a la ropa: evita la ropa de lana y nailon, ya que pueden aumentar la sensación de picor. Utiliza ropa de algodón holgada: la ropa ajustada aumenta la fricción con la piel irritada
  • Crea un ambiente adecuado en el hogar: elimina las fuentes de acumulación de alérgenos (como peluches y alfombras) y aspira regularmente (preferiblemente con un filtro HEPA)
  • Controla tu dieta: cualquier intolerancia alimentaria podría empeorar el problema.

    Soluciones de Ceramol para pieles con tendencia atópica

    Los productos Ceramol nacen del estudio de la barrera epidérmica de niños y, por tanto, son adecuados para las pieles más sensibles y con tendencia atópica. De hecho no contienen alcohol, tensioactivos agresivos, perfumes o conservantes con riesgo de alergia.

    Podrías Estar Interesado

    piel sensible

    Piel sensible

    ¿Cómo reconocer la piel sensible? Para saber si tienes la piel sensible, debes prestar atención a los signos o síntomas particulares que pueden presentarse. Visiblemente este tipo de piel se...

    piel seca

    Piel seca

    ¿Qué es piel seca? Cuando la piel pierde mucha agua se seca. Esta es una de las primeras alteraciones leves de la capa lipídica que mantiene unida la barrera cutánea....

    piel mixta

    Piel mixta

    Piel mixta: las causas La piel mixta puede aparecer como resultado de varios factores: Desequilibrios hormonales: los cambios hormonales que sufre el cuerpo humano pueden generar reacciones, por ejemplo una...