Acné tardío. Acné en la edad adulta

Cuando la gente habla de acné, piensa principalmente en la adolescencia y en un problema de la piel que, de alguna manera, se resuelve por sí solo al crecer.

 

La realidad es diferente: se puede sufrir acné a los 25, 30 e incluso a los 50 años. Cuando esta afección se produce en la edad adulta, se denomina acné tardío. Su aparición se debe a diversas causas y es más común entre las mujeres, sobre todo durante el embarazo.

 

¿Qué es el acné tardío y por qué se produce? 

La propia palabra "tardío" deja ver que el acné puede aparecer a cualquier edad, incluso hasta con 50 años. El acné de aparición tardía puede ser de "retorno" o de "aparición adulta":

  • En el primer caso afecta a una persona que ya lo ha sufrido durante la adolescencia.
  • En el segundo caso, sin embargo, la persona desarrolla el acné por primera vez después de los 25 años.

Esta patología afecta tanto a hombres como a mujeres, pero son estas últimas las que más la sufren.

Las causas del acné tardío 

El acné tardío es causado principalmente por:

  • Causas hormonales y genéticas
  • Efecto secundario de medicamentos o uso de productos cosméticos inadecuados.

 

Causas hormonales y genéticas 

El acné suele ser consecuencia de desequilibrios hormonales, es decir, de cambios en los niveles hormonales del organismo. Este desequilibrio también puede producirse en la edad adulta y, sobre todo, en las mujeres, especialmente durante el embarazo, la menopausia y después de tomar o dejar de tomar la píldora anticonceptiva.

 

La genética también puede influir en la aparición del acné en la edad adulta. Varios estudios científicos (1) han demostrado que algunas personas pueden tener una predisposición genética a esta enfermedad: quienes tienen parientes cercanos, como los padres, que la han padecido tienen más probabilidades de desarrollarla.

 

Efecto secundario de la medicación o cosméticos inadecuados 

El acné de aparición tardía puede producirse como resultado del uso de ciertos medicamentos o cosméticos.

De hecho, su aparición puede ser un efecto secundario de la toma de ciertos medicamentos. En este caso, el médico puede recomendar una terapia alternativa, en caso de que sea posible.

El uso de productos cosméticos no adecuados para las pieles con tendencia acneica también puede favorecer la aparición de esta patología, en todas las edades. Por eso es fundamental elegir siempre productos no comedogénicos y libres de grasa.

 

Acné en el embarazo 

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios importantes, en su mayoría hormonales. Y, como hemos visto antes, los desequilibrios hormonales pueden estimular la aparición del acné, incluso si tienes más de 30 años.

Por lo tanto, el acné en el embarazo es un problema muy extendido y debe ser tratado correctamente, con precauciones especiales debido a este periodo más delicado.

Los tratamientos con doxiciclina, minociclina o tetraciclina deben evitarse durante el embarazo. Por otra parte, los estudios no han demostrado efectos secundarios en la aplicación de productos dermocosméticos que contienen ácido azelaico.

 

Como siempre, es fundamental seguir los consejos del dermatólogo y del farmacéutico para saber qué soluciones se adaptan mejor a las distintas necesidades.

 

La información proporcionada no es un consejo médico. El contenido es meramente ilustrativo y no sustituye el asesoramiento de los expertos.