Dermatitis del párpado: cómo reconocer sus causas

¿Qué es la dermatitis del párpado?

La dermatitis del párpado es una molestia cutánea muy común. Los párpados, de hecho, son una de las zonas más delicadas del rostro por su propia constitución y función.

Como toda la piel del rostro, la de los párpados está siempre expuesta a la acción de agentes externos. Además, aquí la piel es mucho más fina, y por tanto más sensible y fácilmente irritable, que en el resto de la superficie cutánea del rostro.

Los párpados pueden estar sometidos a fenómenos irritativos de diversa índole, que generalmente se manifiestan como:

  • Eritema
  • Edema
  • Sensación de picor

Estas molestias pueden deberse a diversos cuadros patológicos, por lo que reconocer el factor desencadenante no siempre es inmediato.

 

Causas patológicas 

La dermatitis atópica es la causa más común de irritación de los párpados. Suele manifestarse con los síntomas clásicos del eczema, acompañados de un molesto picor que lleva a rascarse, desencadenando un círculo vicioso de inflamación.

Además de la dermatitis atópica, otras afecciones dermatológicas, como la dermatitis seborreica y la rosácea, pueden aparecer en el párpado.

La dermatitis seborreica se manifiesta con las características escamas grasientas acompañadas de rojeces.

En cambio, la rosácea, cuando afecta a la zona ocular, se manifiesta con ojos rojos y llorosos, sensación de un cuerpo extraño en el ojo, dolor y ardor ocular, sequedad, hormigueo, foto sensibilidad, visión borrosa, telangiectasias de la conjuntiva y de los márgenes de los párpados, y eritema palpebral y peri ocular. También pueden aparecer blefaritis, conjuntivitis e irregularidades en los márgenes de los párpados.

 

Dermatitis de contacto en los párpados 

La dermatitis de contacto de tipo alérgico o irritativo está muy extendida en la zona de los párpados.

Como su nombre indica, la dermatitis de contacto es una inflamación causada por el contacto con una sustancia.

La dermatitis de contacto irritativa (DCI) puede ser causada por agentes físicos y químicos externos. En individuos predispuestos, las irritaciones de los párpados pueden ser causadas por el clima seco o temperaturas muy frías.

También pueden ser causadas por la tendencia a tocarse frecuentemente los ojos con las manos, sobre todo de forma inconsciente, especialmente cuando se está cansado o estresado.

Además de estos factores físicos, también hay toda una serie de sustancias con las que el contorno de los ojos puede entrar en contacto, dependiendo de los hábitos personales.

Algunos limpiadores faciales pueden contener tensioactivos que no causan problemas a la piel del rostro, pero si entran en contacto con la fina y delicada piel de los párpados, pueden irritarla. Esto es aún más grave si no se enjuagan bien los ojos.

Incluso algunos desmaquillantes de ojos pueden causar irritación en los párpados si no se utilizan correctamente. Los tensioactivos de algunos desmaquillantes pueden causar irritación si se aplican con un algodón y no se aclaran. Por ello, es importante leer siempre con atención las instrucciones de uso de cada producto.

En cambio, la dermatitis de contacto alérgica está causada por una sustancia a la que se es alérgico. Los elementos desencadenantes de la dermatitis del párpado pueden ser: 

  • Níquel
  • Perfumes
  • Algunos conservantes de los productos de maquillaje o de cuidado de la piel, pero también algunos conservantes de los colirios o de los líquidos para lentes de contacto. 

Ojo con los medicamentos 

La dermatitis de párpados también puede ser consecuencia de la toma de ciertos medicamentos, como antibióticos, antivirales, antiinflamatorios.

O pueden ser causados por el uso prolongado de colirios para el glaucoma o por la toma de ciertos medicamentos biológicos de última generación para el tratamiento de enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica.

 

Cómo reducir las molestias de la dermatitis del párpado 

A partir de estos ejemplos, queda claro que el panorama de la dermatitis palpebral es muy amplio.

Debido al papel tan importante que desempeñan los ojos, es importante no subestimar nunca una irritación de la zona ocular, sino ponerse rápidamente en contacto con tu médico, quien, con las pruebas adecuadas, identificará la causa desencadenante y te indicará la terapia apropiada.

 

Consejos prácticos 

Siempre es una buena práctica la limpieza suave con productos especialmente formulados para el área de los ojos.

Es igualmente importante lavarse bien las manos antes de la limpieza, y después de llevarla a cabo hay que secar los ojos con cuidado y sin frotar.

 

Junto al tratamiento farmacológico (o en todos los casos de irritación leve de los párpados en los que el médico no lo considere necesario), pueden aplicarse productos cosméticos específicos:

  • Especialmente formulados para su uso en esta zona;
  • Con ingredientes activos calmantes;
  • Que contiene los tres lípidos básicos de la barrera epidérmica (ceramidas, colesterol y ácidos grasos);
  • Con una acción emoliente, para crear una película protectora que permita reequilibrar la zona subyacente.

mejora la calidad del sueño con valero complex

Crema Párpados

Tratamiento cosmético calmante para párpados enrojecidos.

Ver más

 

La información proporcionada no es un consejo médico. El contenido es meramente ilustrativo y no sustituye el asesoramiento de los expertos.