Remedios para el acné: falsos mitos y verdades

Descubre lo que no debes hacer si quieres acabar con el acné de manera eficaz

Vivir con acné no es fácil: para tratarlo, hay quien cae en la tentación de utilizar curas milagrosas o remedios caseros para el acné. Sin embargo, estas prácticas a menudo resultan ser ineficaces. 

Mitos sobre el cuidado de la piel con acné

Evita seguir una rutina para el cuidado de tu piel que no aporte te aporte bienestar ni comodidad. Esto suele pasar con algunos remedios “milagrosos” que no aportan ningún resultado e incluso podrían empeorar la situación. Así que deja de perder el tiempo con estas prácticas que te explicamos a continuación:

  • "¡Lavarse la piel con frecuencia hará que el acné desaparezca!" Esto no es cierto: lavarse la cara repetidamente no hará que desaparezcan los granitos o las cicatrices, al contrario la piel puede responder con un empeoramiento de la situación. Limpia tu cara dos veces al día, con un limpiador delicado y sin perfume: el acné no desaparecerá por arte de magia, pero eliminará el sudor y el sebo y ayudará a reequilibrarlo.
  • "¡El maquillaje aumenta el acné!" Esta afirmación no es (siempre) cierta. Si utilizas productos cosméticos aptos para pieles con tendencia acneica (link a piel acnéica), las imperfecciones no aumentarán. Para elegir productos de maquillaje específicos, revisa la etiqueta: debe llevar las indicaciones no obstruye los poros, libre de aceite o no comedogénico.
  • No todos los tratamientos para el acné funcionan de maravilla. No te creas la frase “con este producto el acné desaparecerá de la noche a la mañana”, porque eso es imposible. Los remedios para el acné tardan en hacer efecto: al menos 6 semanas para generar resultados. No te rindas: es importante no interrumpirlos y no cambiar los productos utilizados con frecuencia. Tratando el acné de forma inmediata y durante el tiempo necesario, con un tratamiento específico y siguiendo los consejos de un especialista, se puede prevenir la formación de cicatrices o marcas permanentes.
  • “Tomar el sol hará desaparecer el acné”: ¡no! El bronceado puede tapar las marcas, pero el acné permanece. De hecho, la piel propensa al acné es más propensa a la hiperpigmentación y, por lo tanto, es importante usar un protector solar adecuado.
  • “No hagas ningún tipo de tratamiento: una vez que dejes de ser adolescente, el acné se irá solo”. El acné no solo aparece en la adolescencia: puede persistir hasta la edad adulta o incluso aparecer por primera vez después de los 25 años. En este caso hablamos de acné tardío y es importante elegir el tratamiento adecuado. 
hábitos para combatir el acné

 

¿Qué hábitos diarios pueden ayudarte a combatir el acné?

  • Solo los tratamientos específicos pueden ayudar a vencer el acné , pero algunas medidas diarias pueden proporcionar alivio y apoyar la acción de los medicamentos.
  • Cambia las sábanas al menos una vez a la semana: las células muertas y las bacterias pueden depositarse en las fundas de las almohadas y la ropa de cama, lo que podría obstruir los poros de la piel.
  • No compartas pinceles o aplicadores de maquillaje: la acumulación de suciedad, aceite y bacterias de otras personas puede aumentar la obstrucción de los poros y la irritación.
  • Si te afeitas la barba, usa una maquina de afeitar eléctrica: es menos irritante que afeitarse con una maquinilla.
Combatir el acné no es fácil, pero no cedas a los falsos remedios: en cualquier caso siempre es necesario seguir las indicaciones del dermatólogo y del farmacéutico.